De la imagen a la mirada.

Todo esta en la mirada.
No hay temas perfectos para hacer una foto o un cuadro. Solo hay que estar atento , "saber mirar" y en cualquier rincón, en lo mas escondido, nos sale al paso.
Muchas veces ni siquiera hay que salir de una habitación para encontrarlo .
Es importante que no lo dejemos pasar.
Tenemos que aprender a mirar y luego , después vendrá la obra.

lunes, 1 de octubre de 2012

Mayo del 68 , debajo de los adoquines esta la playa


 París, Debajo de los adoquines está la playa.

Era el principio de un sueño. Era el final del principio de un sueño. Íbamos a hacer una revolución diferente. No queríamos el poder, queríamos acabar con el Poder. Hacer el amor y no la guerra. Encontrar la playa que había debajo de los adoquines.
Era el principio de un sueño. Íbamos a acabar con el racismo, con el capitalismo, con el comunismo. Hubo primavera en Praga (pero llegaron los tanques) y huelga en París (que boicotearon las izquierdas). Había un verano del amor. Íbamos a construir una nueva sociedad en la cáscara de la vieja. El loco se iba a convertir en el amo del manicomio.
Era el principio de un sueño. Había música nueva, colores nuevos. El mundo en nuestras manos, para derramarlo sobre nuestros cuerpos desnudos. Poesía. Palabras mayores: Arte, Pensamiento, Paz. Nadie para Presidente. Conocimiento. Amor Libre.
No fue el principio de un sueño. Fue el principio del final de un sueño. Una revolución cosmética que lo único que nos ha permitido es ir a trabajar en camiseta y con el pelo largo. Y no en todos lados.
No fue el principio de un sueño. Fue el comienzo de una nueva religión con dogmas indefinidos, pero tan alienante como las viejas religiones. Con sus iconos, sus mártires, sus gurúes. Con su catecismo reaccionario y antiracional: New Age desacreditando a la ciencia, superstición homeopática sustituyendo a la reclamación de una medicina científica que no esté en manos de las multinacionales, astrología en lugar de astronomía. Y una auténtica pléyade de estafadores sacando dinero con el Feng-Shui, el eneagrama, la parapsicología, las flores de Bach, las pirámides bosnias, la oniromancia y/o cualquier otro invento exótico basado en milenarias tradiciones inventadas el siglo pasado.
No fue el principio de un sueño. La pesadilla continúa. Cambiamos Vietnam por Irak, la Guerra Fría por la Guerra Mundial Africana, el Hambre por el Hambre, la lepra por el SIDA. Duplicamos la superpoblación, vendimos a los saharahuis por un puñado de fosfatos, judíos y palestinos siguen invocando la destrucción mutua asegurada. Pasamos del engendro de la Revolución Cultural a la pesadilla de la esclavitud capitalista dirigida por el Partido Único. Garantía de precios bajos en prescindibles productos desechables que nos permiten mantenernos creyentes consumidores.
No fue el principio de un sueño. Canjeamos la revolución que iba a cambiar el mundo por organizaciones no gubernamentales que reciben su dinero de los gobiernos. Sectas de la nueva religión donde la juventud gasta sus energías en parchear los problemas en vez de en solucionarlos.
No fue el principio de un sueño. Como bien previno Ginsberg, hemos visto a las mejores mentes de varias generaciones destruidas por la locura, histéricos famélicos muertos de hambre arrastrándose por las calles, negros al amanecer buscando una dosis furiosa Atiborrados de ansiolíticos y antidepresivos para soportar una realidad que no soportamos, para mantener una ficción de felicidad en una vida surreal.
No fue el principio de un sueño. El mar está literalmente lleno de mierda, los peces desaparecen. El aire se espesa con venenos de desechos industriales. Cambiamos el clima y, aún así, seguimos quemando las sustancias orgánicas que servirían a nuestros descendientes para construir piezas. Piezas necesarias cuando empiecen a escasear metales estratégicos.
Hemos convertido el único planeta habitable conocido (y si conociéramos otro, no sabríamos como llegar a él) en un lugar donde no se puede pasear al aire libre sin crema protectora... y lo hemos asumido como algo normal.
No, no fue el principio de un sueño: Debajo de los adoquines está la playa... pero ahora está llena de chapapote.

Montajes de Photoshop

Leyendo en profundidad
 Foto para la exposición de"Onbiquo sobre el libro


Mini-grafiteros

Recolectora marina

Secuencia de una cosecha de conchas

Geometría maternal

La curva de la maternidad

"La felicidad es......"


La felicidad es tumbarse boca arriba y ver pasar las nubes 

Todo se encuentra en los libros

Miguel y el Zoo

Siempre nos quedaran las estrellas

Siempre nos quedaran las estrellas
Ayer hicimos unas practicas en la sierra de Madrid (Rascafría). Fue retrato en exteriores y lo mejor, fotografiar las estrellas.
Circumpolar pero menos

Pintando con luz

Circumpolar 
Fue una experiencia inolvidable.  Hacia un frió terrible,  estábamos a bastante altura,  pero en el cielo no cabían mas estrellas. Las exposiciones duraban una media de 8 minutos a 16. Mientras se hacian, nos tumbamos bocarriba  en el suelo a pesar del frio

domingo, 30 de septiembre de 2012

Miguel y el mensaje de la botella




Mensaje en una botella

 Paseando por la playa, me encontré con una botella con un mensaje dentro, era un cuento. 

Aquí lo copio:

"Una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos.
Como se aburrían , la Locura les propuso jugar al escondite.
La Verdad prefirió no esconderse , la Soberbio opino que era un juego tonto y la cobardía no quiso arriesgarse........
La Mentira se escondió en el fondo del océano, y la Pasión y el deseo en el centro de un volcán.....
La Locura buscó y buscó, y cuando iba a darse por vencida vio un  rosal con sus flores y espinas. Corto una rama y la agito con fuerza  a su alrededor. Al momento oyó un lamento, las espinas habían herido los ojos del Amor.
 La Locura, lloró, suplicó, imploró , pidió perdón ...... Prometió ser su lazarillo.
 Desde entonces el Amor es ciego y la Locura siempre le acompaña. "



Galería de mis obras

Mis últimas pinturas

Marina, óleo sobre tela

Pintando la marina en el estudio. (Montaje)

Reflejos de otoño
óleo sobre madera, pintura de la serie para mi nueva exposición